CIRUGÍA DE ISQUIO-TIBIALES

CIRUGÍA DE ISQUIO-TIBIALES

El tratamiento inicial para las lesiones de los isquiotibiales implica reposo, hielo, compresión y elevación (protocolo RICE); todos ayudan a controlar el dolor y la hinchazón.

La avulsión del tendón del Isquio es una lesión grave que puede requerir cirugía.

Durante la reparación de la avulsión del tendón, los músculos isquiotibiales se retraen de su inserción normal. Se cortará cualquier tejido cicatricial y luego el tendón se vuelve a unir al hueso.

Después de la cirugía, es posible que necesite usar muletas y un aparato ortopédico para proteger y mantener el músculo isquiotibial en una posición relajada.

La fisioterapia en el postoperatorio consiste en ejercicios suaves de estiramiento para restaurar la función normal. Es posible que se necesite un período de rehabilitación de al menos 6 meses antes de volver a las actividades deportivas

Scroll al inicio